Un blindaje efectivo

Pioneros en el desarrollo de blindajes de todo tipo, iniciamos operaciones en México en 1998 y años antes en Estados Unidos

Tenemos claro que un blindaje puede resultar en una inversión que no todo quien lo desea puede adquirir. Nuestra marca se ha comprometido a innovar y a lanzar productos que respondan al grado de riesgo que existe en las calles, por ello tenemos un rango de productos muy amplio, para los niveles de riesgo que el mundo de hoy presenta.

 

Desde nuestros inicios, el departamento de R&D ha mantenido observaciones para conocer el umbral de riesgo y potencial ataque
al que nuestros productos pueden verse expuestos y es aquí en donde la estadística toma un papel fundamental. Conceptos estadísticos
como “grado de confianza”, se mezclan con nuestros procesos productivos y nuestra oferta al mercado, para llevar a nuestros clientes un producto funcional.

 

Los asaltos urbanos no involucran tubos, bates ni piedras como románticamente algunas mercadotecnias pretenden hacer creer
al consumidor. Los asaltos y agresiones normalmente involucran arma
de fuego y en muchos casos una detonación, toman segundos y no minutos como pretende hacerse creer. Tampoco están envueltos
de cientos de embates mecánicos, ni de sujetos encapuchados como algunos comerciales escenifican, sino que se trata de personas normales, con un arma de fuego que están dispuestos a utilizar,
sin miramientos.

 

En la misma medida que resulta claro que una aspirina no resulta efectiva contra el virus COVID-19, no deberá parecer sensato considerar productos que ofrecen “mínimas modificaciones” o “el producto más ligero”, sin contar con certificación alguna, como
una respuesta razonable y proporcional ante la ola de asaltos y violencia urbana que vivimos en México.

 

Contáctanos para más información.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *